jueves, 11 de diciembre de 2008

¡Fantasma!




Ya no te tengo miedo.
Ya puedo decir tu
nombre: Shrek,
Manfredo,
Ornitorrinco,
Nicko,
Corazón Coraza,
Nicolás, Clown, mi ogro favorito. El pedazo de vida que llegó y se marchó llevándose todo lo que servía, aún cuando a él no le sirviera para nada. ¿Qué dice usted, señor Nicolás Alfredo (te caga que te hable así), si le dijera, con MAYÚSCULAS DISONANTES, el odio que te tengo, la necesidad de verte llorar como te vi dos veces, como te quité el llanto con mi cuerpo, quitándome la ropa y haciéndote el amor para que pararan tus lágrimas, para que se detuviera tu dolor y al penetrarme lo dejaras en mí, pero que se fuera de una buena y puta vez de ti. ¿Cómo lo iba a conseguir, Nicolás Alfredo (jajaja) si el dolor no era sólo dolor, era un cáncer que te carcomía las entrañas, que te punzaba, que sólo desaparecía cuando le escupías al otro tus esporas envenenadas? ¿No te bastó con perder un hijo y no volverme a ver? ¿No quedaste satisfecho con irte y llamarme sólo cuando ya no era necesidad sino alarmante ansiedad el escuchar mi voz? ¿Por qué me sigues? ¿Para qué me sigues? ¿Para que cumpla la promesa -en tres años, Nicolás, en tres años- de decirte lo que, chingada madre, eres? ¿Crees que me emociona verte aparecer en mi Hi5, en SpaceLive, aquí, que seguramente sé que llegarás? ¿Realmente crees que disfruto con las lágrimas derramadas en cada intento fallido de olvidarte? No ya tu voz, Nicolás Alfredo (sólo un ja), no tus abrazos, tus caricias ni tus manos... Ni tus labios. Esos los olvidé juntó con un mameluco azul y un útero desgarrado. No olvidó que amé. Que quiero volver a amar. Que algún día, por alto que sea, volaré, y sin importarme los riesgos, amaré. Amaré hasta que me canse, hasta que me envicie, hasta que me desgarre, hasta que me muera.



Tú ya no existes. Hoy te despedí, fantasma ingrato. Hoy te digo adiós porque jamás había sido así tan clara. Porque hablé de todo lo que te amé, que no de todo lo que te odié (¿odio?).



NO. TODO EN PASADO. TÚ TE VAS EN ESTE INSTANTE. Te despido con un whisky y el último Marlboro de la noche.






¿GUSTAS?

6 comentarios:

FerGil dijo...

Siempre hay que aceptar que las cosas pasaron antes de poder superarlas. Que bueno que hayas decidido exorcisar a este fantasma, porque así abres el camino a la tranquilidad.

Te mando un abrazo...

Alejandro dijo...

Bien dicen que a veces el liberarse de algunas pulgas duele, pero cuando acabas con ellas, quedas como la cabeza recién expulgada: addolorida pero descansada.
Los malos recuerdos son así... pulgas que nos chupan la alegría, las ganas de vivir, los proyectos y los planes futuros, las ganas de amar y las ganas de crecer. Me congratulo con tu liberación y te felicito. Buen paso!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
MIZPAH dijo...

No puede existir odio allá donde no ha existido algo muy parecido al amor y... odiar precisa de mucho empeño. Odiar significa emplear mucho tiempo en pensar en él, cuando quizá simplemente se merezca que el olvido se encargue de entregarle la respuesta que tu silencio le reserva.
Sigues fumando demasiado...
Besos.

Luna Cereza dijo...

Esa imagen que tiene del angel con la luna en la mano la vi yo en la oficina del mero mero de foto de El Universal, dudo que sea de la jornada, o tal vez ya le copiaron la idea. Es muy buena, no?
Tiene usted la misma manía que yo, llenar la columna derecha de miles de chucherías, lástima que cambié el fondo y se han perdido, pero ya ando con la reconstrucción.
La música...es también muy buena, me encantó.
¿Qué más?...pues nada, no me ha dado tiempo de leer las entradas pero le prometo que lo haré, además ya está en mi lista de blogs.
El mio apenas va empezando, pero hay va...será bienvenida si quiere darse una vuelta, aunque de verdad hay muy poco.
Cuídece mucho, y mis mejores deseos para el próximo año.

Luna Cereza dijo...

¿Que le desquicia Mastreta? Pero si Arráncame la vida es genial*! tan bueno que estaba el blog...
Lo bueno es que en mi perfil especifico que me encanta la diversidad...
vaiop@live.com.mx
ya sabe que hacer